EGO el peor enemigo de todos

Camino al Liderazgo

El Ego el peor enemigo de todos

Muchos confunden tener una buena autoestima con poseer un gran ego. Pero no es lo mismo, y para los ejecutivos se trata de una confusión tremendamente peligrosa.

Cuando tenemos un ego desmedido centramos todo lo que sucede a nuestro alrededor, vemos y entendemos al mundo en relación a nosotros mismos. Quienes llevan esto al extremo son medicamente descritos como narcisistas, personas que convierten esta conducta en una verdadera manía, en la que son absolutamente intolerantes a las críticas, carecen de reflexión sobre sí mismos, y desdeñan los sentimientos de los demás.

El egocentrismo abunda en el mundo ejecutivo y conlleva muchas dificultades para quienes lo padecen. Distorsiona la forma en que los profesionales ven y se relacionan con el medio ambiente, impide escuchar a los demás, entender que pueden existir otras formas de hacer las cosas, y cierra a los ejecutivos en una burbuja limitada de posibilidades que puede perjudicar seriamente sus resultados.

Cuando el ego es tan exacerbado disminuye también la capacidad de adaptación. Y me atrevería a decir que aquí es donde radica su mayor grado de peligrosidad, porque vivimos en un mundo en el que los cambios se producen de manera acelerada y constante. La mejor forma de lograr resultados varía de una industria a la otra, en los diferentes ámbitos de una empresa, e incluso en un solo cargo. Porque así como el mundo evoluciona, lo hacen también las compañías que entienden la necesidad de innovar para no quedar obsoletas. Por ello necesitamos ser personas flexibles.

Cuando tenemos un ego muy grande nos volvemos todo lo contrario, creemos que las cosas funcionan de una sola manera (la que conocemos) y nos cerramos a aceptar e instaurar mejoras o nuevas formas de hacer las cosas. Esto no es una teoría abstracta, lo veo constantemente.

En la realidad se traduce en ejecutivos que son durante un periodo de tiempo muy exitosos, pero que luego, al ser cambiados de espacio de trabajo o de empresa, se cierran en la forma que ya conocen de hacer las cosas y no funcionan ni logran repetir los buenos resultados que tuvieron en un momento anterior. Sucede mucho también cuando los golpea una crisis y se ven obligados a salir de su zona de confort, entonces se dan cuenta de que todo lo que sabían ya no es válido, y no saben qué hacer.

Un ego sobredimensionado limita la creatividad y la posibilidad de innovar, nos va atrapando en ideas preconcebidas del mundo y de nosotros mismos que nos impiden mejorar. Todos tenemos defectos y nadie puede tener todas las respuestas. Aceptar que somos seres humanos imperfectos y que siempre podemos seguir aprendiendo nos permite generar el espacio necesario para salir de la trampa del ego, y descubrir y potenciar nuestros talentos. Esa es una de las claves para tener éxito en nuestra carrera.

Other Posts

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

(CNN) Stratos Estudio: Empleados En La Empresa

Everything DISC

Libro Recomendado

BAR RIGHT

Executive Search - Executive Compensation - Corporate Governance - Corporate Transformation

CHILE

Avda. Kennedy    5770   oficina  1208
Vitacura · 7630479
Santiago De Chile

+ 56 2 29538822
info@stratos.cl