Haz tu CV con Inteligencia Emocional

Remote-Resume

Comparte este artículo en redes sociales

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Está bien hecho tu CV?

La gran mayoría de los CV están muy mal hechos, están llenos de generalidades y blabla que poco o nada contribuyen a conseguir trabajo.

En Linkedin hay algunas personas que se atribuyen ser expertos en el tema, y que prestan el servicio de construir CV, no quisiera ser duros con algunos de ellos, pero mi impresión es que no son expertos, más bien usan algunas técnicas de diseño para hacer CV.

En EEUU hay expertos certificados en CV que pueden llegar a cobrar más de diez mil dólares por hacer el CV.

Si quieres hacer un CV lo primero que tienes que hacer, es ser empático con quienes van a leer el CV.

¿Que significa ser empático con el reclutador?

Significa que tienes que ponerte en su lugar, esto es lo que piensa y siente una persona que revisará entre 100 y 400 CV en el cual el tuyo será uno más. Si, tu CV es uno más!!

Ser empático significa que te des cuenta que no eres el centro del mundo, que tu problema de trabajo por muy duro y difícil que pueda ser, no tiene impacto alguno en el proceso de selección.

En segundo lugar, y también tiene que ver con la empatía, no todos los reclutadores son iguales, los hay con experiencia en seleccionar o sin experiencia y con distintas metodologías. Por ejemplo, no es lo mismo si lo leerá un ejecutivo de la línea, alguien de RRHH o un Headhunter, incluso entre cada uno de ellos puede haber muchas diferencia.

El tercer elemento que tienes que tener en cuenta, es que el CV va a circular entre diferentes personas que tienen miradas distintas, pero lo más relevante es quién será el primer interesado en leerlo con más profundidad.

En cuarto lugar, hay aspectos conceptuales del CV que tienes que tener en cuenta. Me atrevería a decir que son temas de carrera profesional que la inmensa mayoría de los profesionales y ejecutivos desconoce, y que en este mundo cambiante debieran de conocer. Me refiero a temas como, fortalezas, competencias, skills, conocimientos, experiencias y talento. Se trata de cosas completamente diferentes. Desafortunadamente, la mayoría de estos “expertos” o de personas que trabajan en RRHH las tienen poco claras y hablan de ellas como si fueran sinónimos.

En otro artículo profundizaré sobre este tema, pero de momento es importante tener claro que las fortalezas están relacionadas con el carácter y que pueden desarrollarse, se han hecho muchas investigaciones sobre ellas, y autores hablan de 24 fortalezas del carácter; la creatividad, la humildad, curiosidad o la capacidad de perdonar son algunas fortalezas.

Las competencias dicen relación con habilidades y conductas observables, por ejemplo, negociar, trabajo en equipo, o liderar. Hay competencias ejecutivas y profesionales.

Las habilidades o en inglés skills tienen que ver con temas como manejo de técnicas y métodos específicos, por ejemplo manejo avanzado de office, usuario de SAP o USGAAP.

Los conocimientos tienden a relacionarse con aprendizaje teóricos que se han adquirido en la universidad, programas o cursos. Sin embargo, que alguien tenga un conocimiento, no garantiza que lo sepa aplicar. Cuando hice clases en Ingeniería Industrial en la Universidad de Chile, se solía hablar que hay dos tipos de ingenieros, los que hacen puentes y los que dicen como hay que hacerlo y nunca han construido uno.

La experiencia es haber realizado el trabajo que se está solicitando, pero debe tenerse en cuenta que la experiencia debe ser similar a la que se requiere para un cargo específico, no es lo mismo tener experiencia como gerente comercial en consumo masivo en una empresa de 20 millones de dólares en ventas con una de 1.000 millones de dólares. Tampoco es lo mismo tener esa experiencia hace dos años, que haberla tenido hace 15 años o más, porque las condiciones de mercado han cambiado muchísimo.

El talento es aquello que hacemos naturalmente bien, Howard Gardner lo formuló muy bien con su teoría de la inteligencias múltiples. Todos hemos visto a niños de 5 años dando un concierto de piano, artistas, matemáticos, escritores etc que tienen un enorme talento natural y que se han preocupado de desarrollarlo.

Hacer un CV es un buen momento para conocernos a nosotros mismos. Salir al mercado a buscar trabajo sin conocernos bien a nosotros mismos, es un gran error, y es algo que sucede con bastante frecuencia. El resultado más probable será que no tengas éxito y lo que tengas una enorme frustración, que te pueda llevar a deprimirte.

Espero que seas capaz de hacer esta reflexión, que en cada uno de estos conceptos los pienses bien, y puedas evaluar tu propia realidad, en los últimos años se han desarrollado una serie de herramientas que permiten medir algunos de estos conceptos, aspectos como la experiencia que se pueden evaluar son el CV, la entrevista y las referencias. Ten mucho cuidado al evaluarte, ya que tendemos auto evaluarnos mal, es muy difícil mirarnos a nosotros mismos, creemos que somos distintos a quienes en realidad somos, y nos asignamos un valor mayor lo que realmente valemos, así quedó demostrado con el efecto DunningKruger, el cual concluye que mientras menos sabemos más inteligente creemos que somos.

¿Dónde está la Inteligencia emocional en el CV?, en cada uno de estos conceptos y en el proceso de hacer un CV. No te fíes de los expertos e invierte tiempo y recursos en desarrollarte, que lo más probable que tu carrera profesional sea tu único capital.

José Fernández Vergara

Stratos Executive Search

Comparte este artículo en redes sociales

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *